Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Otro Ellington En Camino

Otro-Ellington-En-Camino.jpg


El receptor de la Universidad del Sur de Carolina Bruce Ellington, primo del corredor de los Cardenales Andre Ellington, escapa para anotar un touchdown durante un partido contra Kentucky.


Cuando el corredor Andre Ellington fue seleccionado en la sexta ronda del draft de la NFL en Abril pasado, su coordinador ofensivo de la escuela secundaria, Tony Cox, prendió la computadora y de inmediato hizo algunas compras en línea.

No había prendas de vestir de los Cardenales disponibles en Moncks Corner, Carolina del Sur, la ciudad natal de Ellington, así que Cox visitó Amazon.com para comprar a su hijo mayor, Gavin, una mochila, una gorra y una camiseta estampada con el logotipo del equipo. Hasta este día, el niño de 7 años de edad, lleva con orgullo su sus prendas de vestir de los Cardenales a la escuela en apoyo a su jugador favorito. Pero pronto, la elección se hará más complicada.

"Papá, ¿en qué equipo estará Bruce?" preguntó Gavin recientemente. "Tendré que conseguir esa gorra, también."

Andre Ellington sorprendió a la NFL como novato, iniciando como un poco-conocido respaldo y terminando como líder de la liga en yardas por acarreo. Sin embargo, mientras crecía Andre nunca fue considerado el más atlético en su familia. Ese honor fue otorgado a su primo más joven, Bruce Ellington, una estrella en el futbol, pero también uno de los mejores jugadores de basquetbol del estado.

"Incluso tenía algunas habilidades para el béisbol, también," dijo Andre. "El talento de Bruce es único."

Los primos se criaron bajo el mismo techo hasta que Andre tenía 11 años y Bruce 9. Solían ver juntos deportes en la televisión y luego correr hacia el patio para emular la acción. Bruce era más hablador, Andre más reservado, pero ambos tenían un insaciable deseo de competir.

Ambos asistieron a la Escuela Secundaria Berkeley High School en Moncks Corner, y jugaron futbol americano juntos cuando Andre era corredor de último año y Bruce receptor de segundo año en el 2007.

La visión y el atletismo de Andre lo convirtieron en un recluta de alta-demanda, y eligió jugar para Clemson, donde corrió para 3,436 yardas en su carrera de cuatro años antes de ser reclutado por los Cardenales. Bruce también obtuvo el interés de las escuelas de BCS (siglas en inglés para Bowl Championship Series), pero los programas universitarios no estaban del todo seguros si elegirlo como defensor profundo o receptor. Y mientras los entrenadores de futbol no se decidían, el entrenador de basquetbol de la Universidad del Sur de Carolina Darrin Horn lo puso en acción en la duela.

Ellington se comprometió verbalmente a jugar basquetbol para los Gamecocks (Gallos de Pelea) durante su tercer año en la escuela secundaria, enfriando el interés de los programas universitarios de futbol. En su último año, se trasladó a la posición de mariscal de campo y condujo a Berkeley a su primer campeonato estatal desde 1996.

"Se comprometió al inicio (con el basquetbol), así que eso alejó a la gente," dijo Cox. "Si hubiera dicho simplemente, 'juego futbol,' habría tenido un gran número de ofertas. Ese año en Carolina del Sur Mr. Futbol era (el actual corredor de 49's) Marcus Lattimore, pero Bruce era el segundo. Bruce tuvo un año fenomenal. Fue una carrera muy, muy reñida."

El circuito de basquetbol de verano le permitió a Ellington viajar y relacionarse con sus compañeros de equipo, lo que aumentó su amor por ese deporte. Los detractores dijeron que no era lo suficientemente bueno para jugar en una conferencia de alto-nivel, lo que le hizo comprometerse con ese deporte aún más.

"Cuando me dijeron eso, pensé, 'Caramba, yo puedo hacer esto,' " dijo.

Ellington fue proclamado como la joya de la corona de los Gamecocks en la generación de basquetbolistas reclutas del 2010," y tuvo un promedio de 12.8 puntos y 3.2 asistencias en su primer año. A pesar de que se trataba de un inicio sólido, guardias-armadores por debajo de los 6-pies de estatura son muy poco comunes en el siguiente nivel, por lo que todo el tiempo Cox estuvo incitándolo acerca de un regreso a los emparrillados.

"Nunca dejé de insistir con él sobre el futbol," dijo Cox. "Sólo un puñado de personas conocían su potencial. Las cosas que hizo en el campo de futbol, ​​no se pueden explicar. Cuando estaba en el espacio, hacia cosas que simplemente te dejaban boquiabierto. Sabía que había un porcentaje (oportunidad) más elevado de jugar en la NFL por su estatura. No se ve una gran cantidad de guardias-armadores con 5-9 de estatura en la NBA, pero se ven defensores profundos, receptores abiertos, especialistas en regreso de patadas. Le dije, 'Tienes la capacidad atlética para hacerlo.' "

Antes de que iniciara la temporada de basquetbol en su primer año, Bruce fue a un partido de futbol y vio a los Gamecocks vencer a Alabama el equipo número 1. Ahí se plantó la semilla, y en la primavera del 2011, le comentó a Cox, su deseo calzar sus taquete de futbol nuevamente. Cox inmediatamente se puso al teléfono con el entrenador de receptores de la Universidad de Carolina del Sur, Steve Spurrier, Jr., y las ruedas se pusieron en marcha para la carrera universitaria con dos deportes de Ellington.

"Sabía que lo lograría," dijo Andre. "Solo que no sabía cuándo."

Bruce terminó jugando tres temporadas tanto con el equipo de basquetbol como con el de futbol en Carolina del Sur, con un promedio de 11.2 puntos y 3.0 asistencias en la cancha, mientras que capturaba 106 pases para 1,586 yardas y 16 touchdowns como receptor.

Sin embargo, no fue sino hasta en un destacado partido contra Wisconsin durante el Capital One Bowl en Enero, cuando Ellington supo que estaba dispuesto a renunciar a su última temporada de elegibilidad y entrar al draft de la NFL. En ese partido atrapó seis pases para 140 yardas y dos touchdowns una victoria 34-24 y ahora se proyecta como una selección de tercera ronda.

"Ese fue el partido que de alguna manera selló el acuerdo," dijo Bruce. "Yo estaba debatiendo si me quedaba o me iba. Después de tener esa clase de partido, sabía a ciencia cierta que me iría."

Andre y Bruce se enfrentaron dos veces en su periodo universitario, algo que fue bastante buen espectáculo en Carolina del Sur, y están en curso para coincidir en un choque en la NFL. Y aunque es una posibilidad remota, puede darse también el caso de que se conviertan en compañeros de equipo el próximo año si Bruce es seleccionado por los Cardenales en el draft de Mayo. Andre Roberts es agente libre, por lo que el equipo estará buscando un nuevo receptor número 3.

Aunque Andre Ellington no ha ido tan lejos como para tratar de promover las habilidades de su primo en la oficina principal, dijo que Bruce sería un gran acople en el sistema del entrenador Bruce Arians. Si llegara a suceder, Bruce dijo que quiere portar el número 83, un reflejo en el espejo del número 38 de Andre.

"Ciertamente es un buen pedigrí," dijo el Gerente General de los Cardenales Steve Keim, cuando se le preguntó si el equipo estaría más predispuesto a reclutar a Bruce luego del éxito de Andre.

Sin importar a dónde vaya, Bruce pronto será jugador de la NFL al igual que su primo mayor, un salto muy grande desde aquellas contiendas en el patio durante la década de los 1990.

"Jugamos juntos gran parte de nuestra vida hasta la escuela secundaria, jugué contra él en la universidad," dijo Bruce. "Nos empujamos el uno al otro para ser lo mejor que podemos ser. Observo las cosas que hace. Me voy a casa lo antes posible para ver la grabación en video, para aprender de lo que él hace. Es un corredor muy rápido y es un gran receptor. También estoy tratando de hacer todo eso."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising