Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Panthers conclusiones

En cierto momento – y fue grotesco durante todo el domingo – alguien comentó en Twitter que el desempeño de Cardenales el domingo en Carolina resultó peor que el de Cardenales en Carolina el pasado Enero. Eso suena poco acertado. No cayeron tan abajo el domingo, y más tarde Cardenales iniciaron una remontada.

Las remontadas tardías después de complicados déficits iniciales son lo que son. Muestran un poco de algo, aunque no erradican lo que el equipo hizo para caer en el precipicio en primer lugar. Hubo preguntas legítimas sobre el por qué resultó de tal manera – la resaca de los intensos cinco periodos contra Seahawks, un partido que inició temprano – aunque realmente todo está sujeto a discusión.

Ahora Cardenales llegaron a mitad del recorrido y a su semana de receso con la oportunidad de reagruparse. Recuperarse un poco de la lesiones. Y tratar de asegurarse que los avances que consiguieron en los tres partidos previos no se van a desperdiciar.

"No vamos a acobardarnos," dijo el mariscal de campo Carson Palmer.

No deberían. Las matemáticas indican que todavía están en control de su propio destino. Seahawks perdieron y no se lucen con todo su poder. El problema es que Cardenales requieren acumular victorias – en el camino – en la segunda mitad de la temporada para llegar allí. Posible, aunque tendrán que jugar mucho más consistentemente de aquí en adelante.

— Sobre las dos jugadas que no se revisaron oficialmente. La primera es simple. Fue voltereta y touchdown. El palco de oficiales no la iba a revisar. Tanto Bruce Arians como Palmer argumentaron con insistencia que se trató de un pase y no un balón suelto, aunque eso fue todo lo que pudieron hacer. No, Arians no pueden solicitar un tiempo fuera para discutir más al respecto. El palco de oficiales – correcta o incorrectamente – decidió inmediatamente que no había razón para revisarla más detenidamente. Cardenales quedaron impávidos, y eso fue todo.

— En cuanto a la atrapada de Greg Olsen sobre la banda lateral la repetición que mostró la televisión daba la impresión de un pase incompleto (y en última instancia, eso costó a Cardenales cuatro puntos, ya que Panthers terminaron consiguiendo un touchdown en vez de un gol de campo), Arians dijo que Cardenales no obtuvieron una repetición que mostrara algo para poder retar la decisión de los réferis. Eso suena como que ellos necesariamente no obtuvieron la repetición de la televisión.

— La semana de receso se presenta en un buen momento, porque Cardenales están golpeados. Nunca es bueno cuando el tackle izquierdo abandona el partido, y Jared Veldheer ha sido tan implacable desde que llegó que es de suponer que algo realmente serio sucedió con su brazo derecho como para salir del partido. Ese es uno de los que hay que estar monitoreando. Si Veldheer permanece lesionado por largo tiempo, D.J. Humphries podría trasladarse hacia el lado izquierdo y John Wetzel – quien reemplazó a Veldheer el domingo – podría pasar al lado derecho.

— Cardenales también deberán estar pendientes de cómo el profundo Tyrann Mathieu va con su hombro y si lo que envió a Larry Fitzgerald a la banda lateral cojeando (regresó más adelante) es algo que va para largo.

Sí, un receso es algo bueno para un equipo lacerado.

— El mariscal de Panthers Cam Newton, que no estaba contento al principio de la temporada por algunos golpes que recibió se refirió al respecto, nuevamente no estaba contento después del partido. En cierto momento luego de un acarreo intercambió algunas palabras con el apoyador Kevin Minter y el profundo D.J. Swearinger, después se mostró muy molesto luego que el tackle defensivo Calais Campbell lo atrapó entre rodillas y tobillos en una juagada de pase, derribando a Newton en un intento por capturarlo. No se lanzó ningún pañuelo.

Campbell tropezó con el bloqueador – no parecía que se hubiera lanzado de clavado intencionalmente a las rodillas de Newton – intentó decir algo que parecía conciliatorio después de la jugada.

"Podría haberme roto mi LCA," dijo Newton. "Ese es el punto relevante."

Newton añadió: "Honestamente le quita la diversión al juego para mí. En realidad así es, porque en ocasiones, ni siquiera me siento seguro. ¿Entiende? Y la verdad ya basta con eso. Tengo planeado hablar con el Comisionado Roger Goodell sobre esto."

— Michael Floyd jugó, pero no tuvo ninguna atrapada (salvo una que fue descartada por un castigo). Veremos cómo sigue con su tendón de la corva, aunque se veía bien corriendo. John Brown consiguió su primer touchdown de la temporada, aunque Arians dijo que todavía no está jugando como Smokey. J.J. Nelson, por otra parte, jugó muy bien, y Arians dijo que alguien tendrá que ceder su tiempo de juego a Nelson en este punto.

— Una caída al hoyo al inicio hizo más difícil continuar con el juego terrestre, sin embargo, lo que realmente lo hizo difícil fue que la defensa contra el acarreo de Panthers estuvo como abejas a la miel sobre David Johnson el domingo. Entre eso y las ocho capturas, no fue un buen día para la línea ofensiva. Para su crédito como unidad, admitieron que no estuvieron nada bien.

— Cardenales estaban debajo por 16 puntos, sin embargo,  todavía restaba un periodo y tenían ímpetu. Fue entonces que:

1) Earl Watford fue penalizado por agarrón en un acarreo sin ganancia en primera-y-10;
2) Veldheer fue penalizado por formación ilegal en primera-y-20;
3) Palmer ganó seis yardas con un pase para hacerlo segunda-y-19 y entonces se conectó con Andre Ellington para ganancia de 27-yardas, no obstante, D.J. Humphries fue penalizado por poner las manos en la careta protectora y Palmer estalló (aunque de forma moderada, sin embargo – "¿Otro maldito pañuelo"? ¿Merecedor para un pañuelo?) y repentinamente, Cardenales no estaban debajo de la yarda 30 de Carolina, sino debajo de su propia yarda 20 enfrentando situación de segunda-y-44.

— Seguro, Cardenales tuvieron su oportunidad más adelante luego que Jefferson provocara y recuperara un balón suelto y antes de la devastadora intercepción Palmer, aunque esa secuencia de castigos realmente socavó la remontada. Un equipo puede ser perturbado con los pañuelos de castigo lanzados, aunque en última instancia,  deben evitarse en el primer lugar. Por lo general, Cardenales son buenos en eso.

— Ocho partidos por jugar. Veremos si Cardenales pueden encontrar una manera que les permita jugar después del Día de Año Nuevo.

afterblogcaarolina.jpg
This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising