Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Para El Final, Nada Cambia

Los Cardenales no planean tener un final de temporada apagado que afecte su actitud

paraelfinal.jpg


El corredor Beanie Wells cruzando entre la línea el pasado fin de semana en Cincinnati.



Ken Whisenhunt no sabía muy bien qué hacer en Navidad.

El entrenador en jefe de los Cardenales pasó tiempo con su familia, fueron a ver una película (la secuela de Sherlock Holmes) pero, en general se sentía fuera de lugar.

"Es como si no supieras como relajarte, cuando sientes que tienes algo que hacer, sobre todo con otro juego por venir," dijo Whisenhunt. "Sabes que la Navidad se acerca pero realmente no la experimentas muchas veces en este negocio porque estás jugando o entrenando.      

"Es algo así como si no supieras como actuar."

No ayudó que los Cardenales sufrieran su primera derrota en más de un mes en víspera de Navidad, dejando a Whisenhunt pensando en lo pudiera haber pasado-sí. Mantener las cosas en el mismo horario ha sido siempre importante para Whisenhunt, y si bien hubo interés por los días festivos en la mente, vale la pena destacar que los jugadores una vez más tuvieron el lunes como opcional a pesar de la derrota, así como lo había sido cada lunes durante la racha ganadora.

Whisenhunt fue cuestionado sobre las lesiones del esquinero Patrick Peterson (talón de Aquiles) y el mariscal de campo Kevin Kolb (conmoción cerebral) y ninguno de los dos ha sido descartado para jugar el domingo en el final de la temporada contra Seattle. Una resonancia magnética mostró el lunes que el tendón del talón de Peterson no se desgarró y no va a necesitar de una operación.   

Es más, Whisenhunt hizo hincapié que ninguna decisión se basará en el hecho de que es el último juego de la temporada. Si Peterson o Kolb están saludables lo suficiente para el partido, van a jugar. La oportunidad de terminar en los .500 – esta temporada, una marca significativa – es demasiado importante.   

"No estamos manejando este como el de la semana pasada," dijo Whisenhunt. "Esa no es la forma como nos enfocamos con nuestro equipo o como jugamos. Queremos ganar este partido. Creo que es un logro muy importante para este equipo alcanzar la marca de 8-8 después de empezar 1-6. Pienso que significa mucho. Me recuerda el '07 cuando terminamos ese año 8-8. Eso nos dio algo de impulso con miras a la temporada baja y tuvimos una campaña bastante respetable el siguiente año.   

"Cuando inicias 1-6 y todo mundo de alguna manera te deja abajo, tener la oportunidad de regresar a una marca de 8-8, aunque nos esforzamos para lograr algo mejor que eso, es un giro bastante significativo."

Con los Halcones Marinos y los Cardenales sufriendo derrota el fin de semana pasado, lo único que está en juego el domingo será la marca de los .500 – Seattle también está 7-8 – y el segundo lugar en la División Oeste de la NFC. Considerando todo el impulso logrado por la racha ganadora y las posibilidades de postemporada, perder contra los Bengalíes podría haber desinflado los vestidores.   

Whisenhunt, sin embargo, no lo ve así, no después de que los jugadores fueron capaces de restablecerse luego de perder seis partidos consecutivamente. "Eso fue sin duda mucho peor de donde estamos ahora," señaló el entrenador en jefe.      

"Vamos a recuperarnos," dijo el linebacker Clark Haggans después de trabajar el lunes. "Se lo he dicho antes a los jugadores, si hubiera que jugar futbol, incluso si hubiera un juego de temporada regular en Abril, ahí estaríamos listos para jugar. Este equipo es de voluntad muy fuerte."  

Así es como se sintió en Cincinnati, cuando los Cardenales realmente no tenían negocios tratando de rescatar un partido después de tropezar durante los tres primeros periodos. El partido será recordado por el tropiezo del receptor abierto Early Doucet cuando perdió la oportunidad de atrapar el pase de touchdown para empatar el partido – "Es una de esas cosas que piensas un millón de veces, sobre todo durante el vuelo de regreso," dijo Whisenhunt – pero hubo otros muchos huecos en el juego colectivo de los Cardenales.  

Van a intentar repararlos una última vez esta semana, al enfrentar a los Halcones Marinos.    

"Si hay algo que decir sobre este equipo, es que lucharon y nunca creyeron que estaban fuera," dijo Whisenhunt. "Creo que esa actitud nos guiara en el próximo partido."

PUNTOS EXTRA

Whisenhunt dijo que Deuce Lutui fue colocado en la alineación como guardia derecho en parte porque Rex Hadnot había sido golpeado.  

"Rex ha estado batallando con algunas cosas en las semanas anteriores, con la rodilla y tuvo espasmos en la espalda hace dos semanas," Whisenhunt dijo. "Es una de esas situaciones donde empezó a desgastarse un poco y esa fue la oportunidad para poner a Deuce en el partido. Eso fue lo que hicimos."   

Whisenhunt dijo que Lutui "lo hizo bien. Entró y compitió." …

Whisenhunt explicó que no había visto en televisión la repetición del castigo contra Adrian Wilson por golpear al mariscal de campo rival que anuló la intercepción de Peterson.  

"El alejó su cabeza y dejó adelante su hombro," dijo Whisenhunt. "Fue muy similar a la falta contra Carolina este año."

En aquel juego, Richard Marshall fue penalizado por golpear casco-con-casco a Cam Newton, negando la intercepción a Daryl Washington. Marshall no fue multado, por lo general un gesto de la liga que dijo que la falta por principio de cuentas no debió haber sido señalada. 

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising