Penalidad no marcada puede no ser la razón de la derrota 

El partido por el campeonato de la Conferencia Nacional entre Saints y Rams fue uno bastante emocionante y … si, dígalo, controversial.

La jugada de la gran polémica se suscitó mientras el marcador estaba empatado a 20 por bando y el balón en franja roja de Rams en la recta final del último periodo. Fue entonces cuando el mariscal de New Orleans, Drew Brees, enfrentando situación de 3ª y 10 lanzó un pase a la banda lateral buscando a su receptor Tommylee Lewis. Sin embargo, Lewis fue derribado por el esquinero de Rams Nickell Robey-Coleman y no pudo atrapar el pase.

El pañuelo amarillo nunca llegó pese a lo contundente que pareció la falta acompañada del demandante abucheo del respetable y los reclamos de Sean Payton entrenador en jefe de Saints.

Al final Rams consiguieron en tiempo adicional coronarse campeones de la NFC superando a Saints 26-23.

¿Que si creo que fue interferencia defensiva? … Si lo creo. Lo que realmente me pregunté después de ver la jugada fue, ¿Por qué no la penalizaron?  Una respuesta concreta o una razón específica no llegará nunca.

La teoría más aceptable que encontré fue de parte de un buen amigo y referí de futbol americano nivel semi-profesional, quien me comentó que los factores ángulo de visión de los réferis y velocidad de la jugada podrían considerarse determinantes para que el pañuelo amarillo nunca fuera lanzado. (Sin embargo, la teoría de mi buen amigo queda anulada luego de ver la gráfica al final de esta nota.)  

La otra teoría que me presentó es que el referí Patrick Turner (que aparece como testigo visual de lo ocurrido en la foto al final de esta nota) y quien se desempeñó durante ese partido como ‘Down Judge’ aplicó el juicio “bang-bang,” que en llanas palabras no significa otra cosa más que golpe y balón llegando prácticamente al mismo tiempo, lo cual a juicio del referí no amerita castigo. (Eso no le resta controversia de cualquier manera)    

Una cosa me queda en claro, Saints no perdieron el partido por esa razón (tal vez se incrementan las probabilidades). Las razones en cambio podrían haber sido otras, incluyendo, el hecho de haber ganado la decisión de la moneda para obtener la primera posesión ofensiva en tiempo adicional y no capitalizar.

O tal vez, y solo tal vez si la línea ofensiva de Saints no hubiera permitido a la defensiva de Rams ejercer devastadora presión sobre Drew Brees cuando lanzó la intercepción en tiempo adicional.

Creo que en este caso específicamente, que el solo factor de la falta no penalizada por sí solo, no determinó el resultado final del partido. Aunque sigo creyendo que si fue interferencia contra la defensiva esencialmente por que el defensor de Rams nunca volteó a ver hacia donde iba el balón.

New Orleans Saints wide receiver Tommylee Lewis (11) works for a coach against Los Angeles Rams defensive back Nickell Robey-Coleman (23) during the second half the NFL football NFC championship game Sunday, Jan. 20, 2019, in New Orleans. The Rams won 26-23. (AP Photo/Gerald Herbert)

Advertising