Prometedor frente defensivo de Cardenales 

RawOTA2DefensiveLine

Es sobre la ofensiva de Cardenales donde se han colocado todos los reflectores. Entre otras cosas tiene bastante que ver la contratación del nuevo entrenador Kliff Kingsbury, considerado por muchos, una de las mentalidades ofensivas más innovadoras de la actualidad.

Y por supuesto, el tema de la ofensiva se mega-intensifica con la selección del altamente mediático mariscal de campo Kyler Murray con la primera selección global del draft de este año.

Por estas y otras razones el tema de la defensiva de Cardenales ha sido tratado con menor diligencia. Esto además es común en el mundo del futbol americano, las defensivas regularmente suelen estar a la sombra de la espectacularidad que puedan alcanzar las ofensivas.  

No obstante, es bien sabido por todo mundo que una defensa endeble es un freno para establecer ese importante balance que el éxito en este deporte exige.

Cardenales trabajan, aunque a nivel mediático sea detrás de bambalinas, arduamente por construir esa defensiva poderosa que los equipos contendientes precisan para mantenerse en la pelea, proceso que está teniendo lugar bajo el ojo clínico de Vance Joseph el nuevo y acreditado coordinador defensivo.

La defensiva de Cardenales cuenta al frente con tres elementos que serán claves para el éxito en la temporada por venir: Corey Peters, Rodney Gunter y Darius Philon.

Con el regreso de la defensiva Cardenales al esquema base 3-4, Gunter y Philon serían las alas defensivas y Peters se encargaría del interior como tackle nariz. Todo esto considerando que Robert Nkemdiche iniciará la temporada en la lista PUP (jugadores físicamente indispuestos para desempeñarse).

En la rotación creo que será bastante probable ver desde el inicio de la temporada al liniero defensivo novato Zach Allen que fue seleccionado en la tercera ronda en el draft de este año producto de Boston College.

Atención especial con Michael Dogbe, liniero defensivo novato reclutado en la séptima ronda en el pasado draft, Dogbe proviene de la Universidad de Temple donde logró una temporada 2018 espectacular jugando para los Owls. Estableció marcas personales en tackleadas sumando 72, incluyendo 13 para pérdida, 7 capturas y provocó 3 balones sueltos.

Creo que su alta productividad es resultado en gran medida de su impresionante velocidad y una determinante tenacidad. Por supuesto, existe un enorme espacio para mejorar, aunque su disciplina y dedicación le favorecen. Su único “pero” es que solo tuvo un año (el último) de alta productividad en Temple. Ahora lo primero que Dogbe debe conseguir es un puesto en el roster final 2019 de Cardenales.

Con el talento que Arizona ha logrado concentrar, con la reputación de Joseph y pesar de no estar por ahora en primera plana, la línea defensiva de Cardenales podría tener un año bastante prometedor.

Advertising