Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Recordando un poco de la historia

¡Saludos a la gran familia! con el deseo de que todo marche a al perfección al iniciarse una nueva semana, que sea muy productiva de muchas bendiciones. Aquí en el centro de entrenamiento de los Cardenales por el momento la voz de mando dice "esperar" pero creo ya no será por mucho tiempo.

Les comento que el director del sitio en internet de los Cardenales Darren Urban ha venido publicado una serie de capítulos relacionados con varios aspectos de la vasta historia de los Cardenales. La serie se titula "Revisando La Historia," y hoy compartimos con ustedes el capítulo final de dicha serie, el mismo que se intitula:
Érase una vez en México
*
Darren Urban, Traducción Gabriel Trujillo voz oficial en español*

Ahora, ya hay un juego en Inglaterra cada año, tan alejado del paisaje de la NFL como de las insípidas conferencias de Bill Belichik o las multas de James Harrison. Un vez, sin embargo, fue un gran acontecimiento que los Cardenales y los 49's jugarían el primer partido de la NFL de temporada regular fuera de los Estados Unidos, en la ciudad de México.

En el 2005, teníamos al entonces jefe de operaciones de la NFL, Roger Goodell, hablando sobre el deseo de ver como funcionaría un juego fuera de los Estados Unidos. De muchas maneras, los Cardenales se ajustaban muy bien. Un juego contra los 49's en el Estadio Sun Devil por lo general solo atraería alrededor de 35,000 aficionados y estaría medio vacío; con los Cardenales listos para mudarse al Estadio University Of Phoenix al siguiente año, tenía sentido que fuera el equipo que cediera un juego en casa por la causa. Eso no funcionaba necesariamente para los jugadores, pero en el panorama general eso normalmente no es trascendente.

Había otras razones por las que los Cardenales se ajustaban. En la escuadra de practica estaba el liniero ofensivo Rolando Cantú, el primer jugador de un programa universitario mexicano en llegar a la NFL (Rolando es ahora compañero de trabajo, su escritorio está a unos cuantos cubículos del mío) no había participado en ningún juego pero ya era virtualmente una estrella en México por su puesto con los Cardenales. Cantú jugó oficialmente en un partido de la NFL ese mismo año en el último compromiso de la temporada en Indianápolis, consolidando así su legado.)           
Los Cardenales trataron de enfocar la travesía a México como cualquier otro juego fuera de casa. No hay que olvidar, en la mescla estaba un infortunado inicio de 0-3 por parte de los Cardenales, incluyendo una lesión en la ingle una semana antes en Seattle para el mariscal de campo Kurt Warner que estaba en su primer año con Arizona. Josh McCown era el mariscal de respaldo, y estaría enfrentando al futuro Cardenal Tim Rattay como mariscal de los 49's, ya que el novato Alex Smith no se había ganado aún el puesto. Idealmente, los Cardenales  no habrían tenido que renunciar a un partido en casa, especialmente desde que los más de 100,000-y-tantos aficionados (finalmente la asistencia oficial fue de 103,467) que mostraron su apoyo lo harían a favor de los 49's.

Eso cambio rápidamente, cuando el safety veterano Robert Griffith salió a la carga durante la presentación de los equipos ondeando una enorme bandera mexicana. Repentinamente, muchos de los aficionados que no estaban preocupados por quien ganaría o quien perdería ahora estaban a favor de los Cardenales. El juego se inició espantosamente, con los Cardenales perdiendo el balón en sus dos primeras posesiones, ambas fueron regresadas para touchdown. Había una brecha de 14-0  y San Francisco aún no había estado a la ofensiva. Sin embargo los Cardenales se recuperaron, y se recuperaron en grande.

McCown consiguió el que indiscutiblemente sería su mejor día como Cardenal (32-de-46, 385 yardas, dos touchdowns, no intercepciones) y el pateador Neil Rackers tuvo su mejor día de su mejor temporada, concretando sus seis intentos de gol de campo (Rackers estableció una marca en la NFL con 40 goles de campo, en 42 intentos, esa temporada.) el juego, en todos los sentidos, fue un éxito (bueno, tal vez los 49's no estén de acuerdo) y pavimentó el camino para futuros juegos fuera de los Estados Unidos.

¿Mis recuerdos constantes, aparte de la salida de Griffith? El periódico donde trabajaba en aquel entonces estaba aún atrasado tecnológicamente y pude haber sido el único sin capacidad de conexión inalámbrica en mi laptop. Estaba preocupado acerca de cómo obtener una línea de conexión en el estadio (La NFL hizo un gran trabajo al conectarme a pesar de esas desagradables tarifas de larga distancia) y lo desquitó – los trabajadores del estadio se retiraron después y apagaron las conexiones de internet inalámbrico, dejándome solo a mi con acceso ininterrumpido en el internet para enviar la información antes del cierre de edición.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising