Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Santos Campeones De La NFL

Un Súper Tazón de muchos ganadores y un solo perdedor “el miedo”

El Súper Tazón XLIV  que tuvo lugar en al estadio de los Delfines, el Sun Life en Miami Florida, causó grandes sorpresas luego de que los Santos de Nueva Orleans el equipo menos favorecido  para ganar la edición No. 44 del campeonato de la NFL, consiguiera la victoria 31-17 sobre los Potros de Indianápolis, el equipo que estaba supuesto a coronarse según la opinión de analistas y conocedores.

Estas predicciones parecían iniciar un proceso de revalidación luego de un primer período en el que  la defensiva de los Potros obligó a Drew Brees y su escuadra de ataque  a abandonar el emparrillado luego de un impresionante "tres y fuera".

Mientras Peyton Manning y su ofensiva respondieron en su primera posesión, montando un avance de 11 jugadas con duración de 5:53 que a final de cuentas terminó en un gol de campo que abrió la pizarra a favor de los Potros  con un gol de campo de 38 yardas de Matt Stover.

En una segunda posesión Santos no consiguió más que un primero y diez y nuevamente desde la banca Brees veía como su homólogo, ejecutaba otro avance de 11 jugadas  en 4 minutos y 36 segundos para cerrar con un pase anotador de 19yardas a Pierre Garcon.

El segundo período fue  trascendental para la defensiva de los Santos que consiguió mantener alejado de las diagonales a Peyton Manning y su ofensiva colgándoles un cero en la pizarra en el segundo cuarto. Y al mismo tiempo poniendo en claro la posibilidad de que Santos podía contener la embestida de Potros.

Aun así, en la primera mitad la balanza parecía continuar cargándose a favor de Indianápolis, luego de que su defensiva  limitara a Nueva Orleans a solo dos largos intentos de gol de campo uno de 46 y otro de 44 yardas, sin embargo Garrett Hartley logró sumar  en estas dos oportunidades seis valiosos puntos antes del descanso de medio tiempo.

En la segunda mitad las predicciones de analistas y conocedores parecían empezar a carecer de valor. Sean Payton entrenador en jefe de los Santos de Nueva Orleans salió decido a ganar. Simplemente se jugó el todo por el todo desde el arranque de la segunda mitad ejecutando en la salida una jugada de engaño con una patada "bote-loco".

Una jugada que favoreció a Nueva Orleans, que le dio vuelta al partido y que ultimadamente definió cual entrenador venia con más ganas de llevarse el Vince Lombardi.

Jim Caldwell entrenador en jefe de Indianápolis quien ingresó a la NFL en el 2002 – con Indianápolis y como  asistente de  Tony Dungy – pagó caro el precio de los temores que pueden hacer presa a un entrenador novato.

Y es que se necesita mucho temple para iniciar una segunda mitad con una jugada de engaño, luego de haber sido detenido en tercera y cuarta oportunidad a una yarda de la zona de anotación

En la segunda mitad los Potros de Indianápolis solo consiguieron un touchdown, una corrida de 4 yardas de Joseph Addai, que no fue otra cosa que la ultima respuesta que tendería la ofensiva de Potros para los Santos, ya que dichos puntos vinieron después de  Santos convirtiera en anotación la patada de engaño con la que iniciaron el tercer cuarto. 

En el resto del compromiso Nueva Orleans logró dos touchdowns y un gol de campo, sin respuesta por parte de Indianápolis. El último de los intentos por responder fue un pase de Manning interceptado por Tracy Porter que lo regresó por 74 yardas para la estocada final.

Drew Brees fue el jugador más valioso del partido con 32 pases completos de 39 intentos (empató la marca de más pases completos en un Súper Tazón, Tom Brady, XXXVIII, 2004) sumó dos touchdown y no fue interceptado. De hecho Santos terminó el partido sin mancha en el departamento de las volteretas. 

Ganó el Futbol Americano, porque fue un gran juego, ganó el amante del Futbol Americano por que fueron testigos de un hecho histórico (primer Súper Tazón que gana el equipo de Santos en su historia), ganó la afición de los Nueva Orleans, la afición de Luisiana, pero sobre todo ganó Sean Payton.

Debería haber un trofeo para el entrenador más valioso – dijo Julio Hernandez – el Súper Tazón XLIV lo perdió Jim Caldwell, por haber jugado con tantos temores.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.
Advertising