Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Sin Recompensa Contra Acereros

Los Cardenales se quedaron cortos, 32-10, en casa contra Pittsburgh

sinrecompensa.jpg


El esquinero de los Cardenales Richard Marshall es detenido con el brazo de contención por el corredor de los Acereros Rashad Mandenhall durante la victoria de Pittsburgh 32-20 el domingo.



Durante la semana de descanso y previo al partido del domingo los Cardenales creyeron tener sus mejores entrenamientos. Tuvieron una reunión del equipo para disipar diferencias.

Tendrían que ser recompensados por eso, dijo el mariscal de campo Kevin Kolb, algo que no ocurrió el domingo. Los Cardenales por el contrario se fueron con su quinta derrota consecutiva – esta vez, 32-20, frente a los Acereros en el Estadio University Of Phoenix, y tratando de averiguar que decir y a donde ir posteriormente.      

"No es nada divertido," dijo el entrenador en jefe Ken Whisenhunt. "Estoy realmente molesto por que no podemos hacer jugadas que cambien el resultado de un partido.

"No vamos a desistir."

Esa obviamente no es una opción, dado que los Cardenales (1-5) todavía tiene por jugar la mayor parte de la temporada. Perder no hace el viaje a Baltimore la próxima semana nada fácil, ni tampoco la posibilidad de que el corredor Beanie Wells podría estar fuera después de sufrir una lesión en su rodilla derecha al final de la primera mitad. Whisenhunt dijo que no sabía si Wells estaría fuera por un corto o largo plazo, un duro golpe para un equipo que no lo necesita.  

Las jugadas erradas siguen siendo costosas. El mariscal de campo Kevin Kolb fue interceptado en la primera posesión del partido y lo que aparentó ser una falta de comunicación en la cobertura permitió el primer pase de touchdown de Pittsburgh. Kolb falló un pase al  ala cerrada Rob Housler que estaba totalmente demarcado en el centro del campo por segundo partido consecutivo para lo que debió haber sido un touchdown, y los Cardenales – a pesar de que sabían que los Acereros (5-2) lanzarían a lo profundo para el receptor abierto Mike Wallace – también fueron superados con un pase de 95 yardas para touchdown.    

Y en la secuencia más importante, después de un pase corto lateral al corredor LaRod Stephens-Howling que se convirtió en un touchdown de 73-yardas con el que los Cardenales se acercaron 17-14, la defensiva no pudo detener, permitiéndole a Pittsburgh responder con un touchdown.  

Una penalidad en la patada de entrega subsecuente puso a los Cardenales en lo profundo en su propia yarda 7, y en la primera jugada, Kolb otorgó un safety cuando le marcaron lanzar un pase a donde no había un receptor elegible (intentional grounding) – a pesar de que habría sido capturado de cualquier manera.

Los Acereros se fueron nuevamente arriba por 12, y tomaron el control a partir de ese momento.

"Una vez que logramos anotar, todos en el lado defensivo estábamos emocionados," dijo el profundo Rashad Johnson. "Era de nosotros, esa es la manera como uno quiere que suceda. No hicimos lo que queríamos hacer."

Todo empezó con el mariscal de campo de Pittsburgh Ben Roethlisberger, que tuvo un día fantástico. En constante movimiento y escapando de la presión cuando debía hacerlo, Roethlisberger consiguió 361 yardas por pase y tres touchdowns, completando 26-de-39 lanzamientos. Dos de sus receptores – Wallace (118) y Antonio Brown (102) – superaron las 100 yardas.    

En contraste, el gran día para Wells nunca se materializó debido a la lesión. Beanie terminó con 42 yardas en 12 acarreos, mientras el respaldo Antonio Smith logró únicamente 17 en cinco intentos (pero anotó su primer touchdown en la NFL). Kolb tuvo estadísticas decentes (18-de-34, 272 yardas, dos touchdowns, una intercepción) pero simplemente no fue suficiente.  

Y este se ha convertido en un refrán muy popular.

"Solo tienes que ser fuerte mentalmente," dijo Kolb. "Eso es todo lo que puede hacer. Debes saber que lo estás haciendo bien y conseguir esa pequeña pulgada adicional. ¿Qué opciones tienes? No hay una respuesta sencilla."

Los Cardenales hicieron algunos cambios en su regreso de la semana de descanso. Le dieron más tiempo de juego a los jóvenes linebackers Sam Acho y O'Brien Schofield. Tenían planeado que el esquinero Patrick Peterson marcara a Wallece – sin embargo el pase largo fue una de las pocas ocasiones en las que Peterson no estaba marcando a Wallece, porque estaba a cargo del  veterano Richard Marshall – además el coordinador ofensivo Mike Miller fue movido del palco de entrenadores a la banda en el terreno de juego.  

No tuvieron suficiente impacto. El receptor abierto Larry Fitzgerald, quien a pesar de ser objeto de 10 intentos de pase solo consiguió cuatro recepciones para 78 yardas, comentó que no permitirá que el "pensamiento negativo" se trepe en su cabeza durante un momento tan complicado como este e insistió en que los Cardenales tampoco lo harán como grupo.    

"No vamos a permitir que ninguna derrota nos afecte, o que la adversidad nos separe o nos fragmente," dijo Fitzgerald. "Tenemos que permanecer unidos."  

Con 10 partidos por jugar, no puede haber ningún otro plan.  

"Nos estamos moviendo en una dirección que creemos que, en un futuro, vamos a lograr algo especial," dijo Kolb. "Ese futuro, puede ser una semana, ese futuro puede ser un año. Sea lo que sea, sentimos que tenemos una gran cantidad de componentes claves.  

"Siento que estuvimos mucho mejor esta semana, pero no lo suficiente como para ganar. Eso no es lo suficientemente bueno en este nivel."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising