Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Sonrisas Por Medio De Peluches

Cardenales participan en el evento anual “Teddy Bear Express”

sonrrisasypeluches.jpg


Los linieros ofensivos Brandon Keith (72) y Jeremy Bridges (73) charlando con tavaris el martes en el Hospital San José durante el evento "Teddy Bear Express."



La sonrisa en el rostro de A.J Jefferson era constante.

El esquinero de los Cardenales admitió que es un poco más fácil ser feliz en estos días ya que su equipo ha ganado cuatro de los pasados cinco partidos. La sonrisa, sin embargo, se debía a algo muy diferente la visita del martes al Hospital San José y ver la oleada de niños acercándose por fotos, autógrafos y los codiciados ositos de peluche que él y sus compañeros entregaron como parte del evento anual "Teddy Bear Express " que organiza el equipo.     

"Es grandioso tener la oportunidad de hacer felices a los niños," dijo Jefferson. "No esperaban que viniéramos, y conseguimos poner una sonrisa en sus caritas – y eso me hace sonreír."

El grupo parecía un Circo viajero deambulando por los pasillos. Fue el espectáculo de la línea ofensiva en el Hospital San José, además de la presencia de Jefferson – Jeremy Bridges, Rex Hadnot, Brandon Keith y el lesionado Floyd Womack eran los otros jugadores y junto con ellos Alice Whisenhunt (esposa del entrenador en jefe Ken), la mascota Big Red y un par de porristas. La mascota Big Red causaba un alboroto por donde pasaba, gracias a sus bromas  sin decir palabra, sus abrazos repentinos, falsas llamadas telefónicas y un ocasional golpe contra algún mostrador.

La naturaleza extrovertida de Hadnot lo convirtió en el líder natural – el grupo cantó "Feliz Cumpleaños' en cuatro ocasiones mientras hacían la ronda a los niños y a los médicos y él insistió que era su día, y que no hubiera sido posible sin la presencia de Hadnot.      

Bridges se dirigió a los niños más pequeños, tal vez su instinto paternal ya que su esposa Brenda – quien también estuvo presente el martes – está esperando al quinto hijo de la pareja.

"Este es el gozo que me da mi carrera," dijo Bridges. "Esto es lo que convierte el ser un jugador de la NFL en un gran trabajo. Los niños y la gente, y uno tiene que brindarles alegría."

Más tarde ese mismo día, un segundo grupo – el linebacker Sam Acho, el centro largo Mike Leach, el pateador de despeje Dave Zastudil, el pateador Jay Feely, el mariscal de campo John Skelton, el esquinero Greg Toler y el receptor abierto Stephen Williams – hicieron lo mismo pero en el Phoenix Children Hopsital (Hospital Para Niños de Phoenix).    

En cierto momento, Bridges se acercó a un niño pequeño, cuando le preguntó su nombre, el niño levanto de inmediato cuatro deditos – de tal manera que Bridges lo llamó "Cuatro." Hadnot, Bridges y Keith se entusiasmaron con un adolecente llamado Tavaris, quien portaba artefactos ortopédicos en sus piernas, confinado a una silla de ruedas, con dificultad para hablar claramente. Sin embargo, Tavaris sabía exactamente quienes eran los visitantes, e hizo su mejor esfuerzo para hablar con Jefferson y Hadnot, y posó muy sonríete cuando se tomó su foto con las porristas.     

Esos fueron los momentos que le ayudaron a Jefferson mantenerse sonriendo, y que le brindaron alegría a Bridges.       

"Uno se siente inmortal," dijo Bridges. "No lo somos. Somos personas ordinarias. Pero la gente te coloca en un pedestal, por lo que uno debe continuar siendo honesto para que los niños puedan mirar hacia ti, y puedas ser un ejemplo a seguir. Incluso si uno piensa que no es, si lo eres."  

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising