Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Un Buen Día En Todos Los Sentidos

Los Cardenales rompen la racha perdedora dominando 43-12 a los Broncos

unbuendiaparatodods.jpg


El corredor Tim Hightower ingresa fácilmente a la zona de anotación para el segundo de sus dos touchdowns el domingo durante la victoria 43-13 frente a Denver.




El pateador anotó un touchdown y, en determinado momento, todos los demás puntos también.  

El mariscal de campo novato estuvo lejos de algo espectacular pero se mantuvo tranquilo en su primer inicio y sin cometer errores. La defensa provocó seis volteretas. El corredor regresó acrecentado  luego de un balón suelto para puntualizar su mejor juego en lo que va de su carrera.

Eso trascendió en una victoria para los Cardenales por primera vez en mucho tiempo, derrotando a los Broncos de Denver 43-13, en el Estadio University Of Phoenix el domingo para romper la racha de siete derrotas consecutivas.

"Fue un buen día para nosotros." Dijo el entrenador en jefe Ken Whisenhunt, lo que podría considerase simplemente como una enorme subestimación.

Incluso lo malo fue bueno para los Cardenales (4-9), cuando el linebacker novato Daryl Washington interceptó un pase en los minutos finales y lo regresó a la zona de anotación. En la celebración disminuyó su velocidad y levantó el balón, Washington fue despojado del balón  en la yarda 1 de Denver – solo que su compañero Darnell Dockett se lanzó sobre el balón dentro de la zona final.

Jay Feely acertó cinco goles de campo y anotó un touchdown en una corrida de 5 yardas en un simulado intento de gol de campo. Era el único Cardenal que había anotado hasta que Tim Hightower tomó el control. Hightower, quien había perdido un balón en la segunda mitad del partido, se reincorporó para anotar dos touchdowns de larga corrida y terminar con 148 yardas la mayor cantidad en lo que va de su carrera.

Todo era en respaldo del nuevo mariscal de campo John Skelton, quien terminó con 15-de-37 para 146 yardas y consiguió la victoria que dijo la semana pasada era su prioridad.

"No logramos entrar en la zona final (lo suficiente) y eso lastima," dijo Skelton. "Pero Jay realizó un gran trabajo pateando goles de campo y la defensiva  hizo un gran trabajo logrando buena posición en el campo. No lo aprovechamos. Creo que jugué decente. Es algo sobre lo cual construir."

Whisenhunt no confiaría a Skelton la titularidad la próxima semana en Carolina, nada de lo que hizo requiere que haga una decisión tan apresurada después del juego. Pero se mostró claramente impresionado con la forma como Skelton se manejo así mismo, puesto que "él nunca se vio azorado."

Los receptores dejaron caer tres de los primeros cuatro lanzamientos de Skelton – todos pases incompletos – pero Skelton dijo que eso no lo desconcertó. La situación en tercera oportunidad siguen siendo un reto – los Cardenales lograron 4-de-16 – pero finalmente, anotaron algunos touchdowns.

Empezando con Feely, quien finalmente tuvo la oportunidad de mostrar sus guantes. Ya se encontraba en medio de una temporada calidad Todo Estrella con su pierna (su día 5-de-6 lo coloca en una marca de 20 en 22 intentos esta campaña), los Cardenales efectuaron la jugada de engaño  cuando estaba arriba en el marcador 6-3 y funciono a la perfección.

El encargado de sostener el balón Ben Graham le lanzó el balón en corto a Feely –quien se atendió su ingle derecha adolorida toda la semana – que corrió hacia la derecha en dirección al cono que enmarca la zona de anotación para conseguir el primer touchdown en toda su carrera. Estaba en medio de lo que habría podido ser el espectáculo de Jay Feely – y después del partido, sus compañeros de equipo continuaron disfrutando al hablar sobre el asunto – y a pesar de que los Cardenales terminaron consiguiendo otras anotaciones, Feely estaba emocionado de compartir los reflectores.  

"Estoy muy optimista que eso le permita arrancar a nuestra ofensiva," dijo Feely. "Sí hemos batallado y no hemos movido realmente el balón en la segunda mitad, usted lo verá la próxima semana y pensará, 'Posiblemente no traemos el mismo ímpetu.' Espero que consigamos ese ímpetu, que logremos que Tim ingrese a la zona de anotación, eso sacaría adelante el resto de la temporada."

Hightower fue incluso banqueado momentáneamente después de otra inoportuna pérdida de balón, una jugada al inicio del cuarto periodo que en el pasado tal vez lo hubiera enviado a la banca por buen tiempo. Pero los Cardenales no tenían a Beanie Wells disponible – quien corrió solo en seis ocasiones antes de que un malestar estomacal acortara su día – y Hightower era necesario.  

Todo lo que Hightower hizo fue correr para sus 97 yardas después del balón que soltó además de sus dos touchdowns.

"Es gracioso, me quejé mucho durante el juego, enojado conmigo mismo, frustrado sobre diversas cosas," dijo Hightower. "Parece que el balón que perdí … algunas veces tiene que suceder cosas para que te comportes con humildad. Siento que esa situación me sirvió para ser humilde.  

"En ese punto, parecía como que todos se unieron a mi alrededor y me permitieron cerrar con fuerza."

El margen para el error fue mucho más grande el domingo gracias a la defensa, que convirtió en un verdadero desastre el debut del entrenador en jefe interino de los Broncos Eric Studesville. El safety Kerry Rhodes y el esquinero Michael Adams sumaron intercepciones a la de Washington, mientras que Rhodes, el linebacker O'Brien Schofield y el ala defensivo Calais Campbell recuperaron balones sueltos.     

Orton terminó con una calificación por pase de 27.1 y el receptor de las 1,000 yardas Brandon Lloyd fue limitado a 32 yardas en tres pases atrapados.

"Jugamos de la manera como esperábamos jugar este año," dijo Rhodes. "Salimos muy disgustados por todo lo sucedido en la temporada, jugamos con un propósito, y usted lo pudo ver."

Los Cardenales tienen tres juegos pendientes, empezando el próximo fin de semana con una visita a Carolina que solo ha ganado un juego. No les preocupa continuar con esta nueva racha. En realidad están felices por haber terminado con la anterior.

"Esas siete semanas han sido demoledoras," dijo Feely. "Para este equipo, después de lo conseguido los dos años anteriores, perder siete seguidos, fue un gran logro quitarse ese peso de la espalda."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising