Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Wilson En Buen Lugar

El safety Todo Estrella ayudando niños y confiado en la defensa para el 2012

Wilsonenbuenlugar.jpg


Adrian Wilson hablando con Lydia Bautista (derecha) del Phoenix Children Hospital, Laurie Morton (izquierda) y Kack Morton (al frente) durante el evento del miércoles.



No había alarde en la declaración, y, de hecho, ni siquiera sonó como que Adrian Wilson sabía exactamente lo que acababa de decir.

Pero el safety Todo Estrella estaba relatando su relación con Jack Morton, quien está a punto de cumplir 5 años y algunos años de amistad con Wilson debido a que Jack hace algún tiempo estuvo batallando contra un tipo de cáncer muy agresivo.  

La tía de Jack trabajó para Wilson y su esposa Alicia, y cuando la pareja se enteró del caso de Jack, ellos "decidieron involucrarse," dijo Wilson mientras esperaba en uno de los salones laterales en el Estadio University of Phoenix. "Él ha mejorado desde entonces."

Se dijo que se trataba de una situación casual y fue cierto. Jack,  pegado a su madre Laurie durante toda la tarde, está en recuperación. Laurie contó la historia en un estrado en la esquina norte de un desolado estadio frente a unos cientos de empleados de Wal-Mart y Sam's Club mientras el Phoenix Children Hospital celebra $1 millón de dólares en contribución por parte de esa compañía.    

Wilson dijo algunas palabras inspiradoras al grupo antes de presentar a Laurie y además sorprendió a todo mundo con una donación personal de $100,000 dólares para el Phoenix Children Hospital. Él mismo está pasando por un buen momento en su vida.

Wilson se sacudió un mal inicio en el 2011 para jugar otra impresionante temporada, llegó al juego Todo Estrellas y recientemente celebró su decimo aniversario renovando sus votos en una fastuosa ceremonia Hawaiana. Ha observado la temporada baja de los Cardenales desarrollarse desde lejos, y se encogió de hombros ante la idea de que es solo la ofensiva – entre Peyton Manning y los mariscales de campo, la posición de tackle y la consideración de un receptor abierto – lo que ha dado de que hablar en torno al equipo.     

"La ofensiva vende boletos," dijo Wilson con una pequeña sonrisa. "Supongo que esa es la meta de mercadotecnia, vender boletos, llenar el estadio. Defensivamente vamos a estar bien. Nuestra secundaria, nuestra defensa, estábamos hablando al respecto (el miércoles en la noche), varios de nosotros. Es nuestro segundo año, debe ser una tendencia hacia delante. No debemos dar marcha atrás. Todo mundo entiende cual es su función y lo que tenemos que hacer."      

Las conversaciones que Wilson ha tenido con sus compañeros de equipo hasta ahora incluyen una charla con Sam Acho, con quien Wilson hizo hincapié de que no podía tener la caída de segundo año. Wilson sabe que hay jugadores jóvenes en la secundaria – Patrick Peterson y A.J Jefferson, por ejemplo – de quienes se espera mucho.  

Wilson espera lo mismo, también.

El éxito defensivo "simplemente sucedió," dijo Wilson. "Nos mantuvimos en ese ritmo por largo tiempo, y sentirse cómodo en la defensa y sentirse cómodo con lo que cada uno está haciendo, creo que eso es más de lo que los entrenadores estaban esperando en ese momento."   

Dijo que la defensiva estará bien luego de perder a Richard Marshall y traer a William Gay. Y Wilson no se inquieta por los movimientos realizados por otros equipos en la División Oeste de la NFC.

"Eso no importa," dijo Wilson. "Tienes que salir y jugar el domingo. No importa que nombre tengas, a quien conseguiste en la agencia libre, si tienes un gran nombre o no. De cualquier manera tienes que jugar el partido del domingo."

Los partidos están todavía a meses, sin embargo. Sonrió cuando le sugirieron que podría ponerse nervioso frente al público, y señaló que por lo general  cuando ha estado en ese edificio hay 60,000 personas gritándole. Pero tampoco tiene prisa por regresar a las acciones.  

Sonrió y movió la cabeza ante ese concepto. Los trabajos de preparación en las instalaciones se aplazaron  para el 16 de Abril, más tarde que en años anteriores, y Wilson no tuvo objeción. Ha estado preparándose por su lado – ciertamente su aspecto se ve como si estuviera a mitad de temporada – él va por su temporada número 12 y los jugadores que han estado en acción por una década por lo general no adoptan una temporada baja prolongada.  

"Creo que en esta etapa, para mi, No lo necesito realmente," dijo Wilson. "Puedo entenderlo desde una perspectiva de liderazgo, desde el punto de vista del equipo, tener a la gente ahí. Pero yo realmente no quiero estar ahí."  

Sin embargo, Wilson estará ahí. Está energizado por su desempeño en la pasada temporada; Ahora deja entrever insinuaciones de conseguir otro contrato y jugar más allá de su actual acuerdo, que expira después de la temporada 2013 cuando el habrá cumplido 34 años.   

A pesar del entorno en el estadio y las camisetas que los organizadores del evento utilizaron, el futbol no parecía estar presente ese día. Cuando Laurie Morton contó la historia de Jack, se quebrantó un par de veces, y las lagrimas que fluyeron no fueron exclusivamente de ella.  

Estos momentos son importantes para Wilson. Su hijo pasó dos meses en el hospital cuando recién nació, y Wilson tuvo momentos en los que no estaba seguro de lo que pasaría con él. La familia ha superado todo eso ahora, pero Wilson no lo olvida. Es por eso que ayudar a Jack fue algo natural y por lo cual permanece involucrado.  

"Mantenemos las cosas de la fundación un tanto calladas,"  dijo Wilson. "Pero nos encanta ayudar a los niños pequeños a lograr sus metas."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Advertising