Advertising

Cardenales No Verán Superficialmente Los Problemas

El receptor Larry Fitzgerald asegura una recepción de 27 yardas el domingo contra Washington.
El receptor Larry Fitzgerald asegura una recepción de 27 yardas el domingo contra Washington.

Steve Wilks se trasladó del Estadio State Farm el domingo por la noche a las instalaciones de Cardenales en Tempe para ver de nuevo el complicado primer partido de la temporada de su equipo.

Luego de evaluarlo – y después, cuando habló nuevamente sobre el juego el lunes – no hubo mucha diferencia con relación a sus pensamientos iniciales después de la derrota 24-6 contra Washington. Defensivamente, Cardenales fueron increíblemente malos en contra del acarreo, algo que Wilks vio de nuevo como mala técnica, problemas de ejecución y jugadores “tratando de hacer de más.” La ofensiva inició bien, especialmente con David Johnson corriendo el balón, aunque eso duró poco mientras Cardenales caían para medio tiempo en un profundo pozo.

Wilks no se sorprendió cuando escuchó algunos abucheos.

“Fue bien merecido. Bien merecido,” señaló Wilks. “Estoy decepcionado por el simple hecho de que no logramos un juego más productivo para nuestros aficionados.”

Mientras Cardenales estarán en una mala posición si no pueden evitar que los rivales corran a voluntad – y van contra Rams y Todd Gurley este fin de semana – la ofensiva tendrá que encontrar la manera de ayudar, tanto anotando puntos como sencillamente generando algún tiempo de posesión para que la defensa no permanezca en el campo.

Las fallas del mariscal Sam Bradford – destacando su imprecisión después de un campamento de entrenamiento y pretemporada que pusieron de manifiesto todo lo contrario, fueron obvias.

“Fue sorprendente ya que por lo general es bastante preciso en esa clase de pases y los coloca donde deben estar,” señaló Wilks. “Por qué sucedió eso, no pudo decírtelo. Pero es el primer juego. Aún queda mucho futbol.”

En la primera mitad, durante la cual Cardenales solo ejecutaron 13 jugadas ofensivas (más un toque de rodilla para finalizar la primera mitad), Bradford lanzó siete pases, completando tres para solo 11 yardas – la menor cantidad de yardas en un medio tiempo en lo que va de la carrera de Bradford. Solo uno de los pases fue por más de cinco yardas.

El primer pase de Bradford en la segunda mitad fue para ganancia de 27 yardas a las manos de Larry Fitzgerald. Para entonces, Cardenales ya estaban abajo, 21-0. Wilks dijo que una de las razones por las que la amenaza a profundidad J.J. Nelson solo había participado en una jugada ofensiva (que fue durante la primera mitad) se debió a que el gran déficit cambió el plan ofensivo y con ello las funciones de Nelson.

Bradford conectó 17 de 27 pases para 142 yardas en la segunda mitad.

Mientras Bradford requiere mejorar – “Siento que nunca entré en ritmo,” comentó – los receptores de pases de Cardenales también tuvieron dificultades en ocasiones para escapar de la presión de la marca.

“Tenemos que hacer un buen trabajo para desmarcarnos, crear separación y hacer más fácil el trabajo (de Bradford),” expuso el receptor Larry Fitzgerald.

Wilks dijo que no creía que la falta de pases a lo profundo del campo afectó a la ofensiva.

“Somos bastante metódicos en la forma en que movemos el balón, realmente tratamos de correr y ejecutar la “play-action” detrás de eso,” agregó Wilks, expresando que la idea es poner el balón en manos de un receptor rápidamente y permitir que ganen yardas después de la atrapada.

“No voy a sentarme aquí e insistir en el hecho de hacia dónde estamos lanzando el balón, qué tan corto o qué tan lejos es el pase,” señaló Wilks. “Solo quiero asegurarme de que hacemos.”

El receptor Chad Williams dijo que Cardenales tienen mucho más en el libro de jugadas de pases para abrir el campo, y Wilks dijo que estaba “contento” con sus cinco receptores actuales en el plantel.

El corredor David Johnson fue el segundo blanco más buscado (con 9, detrás de los 10 de Fitzgerald) y el ala cerrada Ricky Seals-Jones fue buscado seis veces. Williams y Christian Kirk fueron los únicos receptores buscados como blanco aparte de Fitzgerald. Entre ambos consiguieron una atrapada para cuatro yardas (Kirk) en cinco intentos.

Sin embargo, Wilks permanece optimista. “No creo que esta sea una situación en la que dices, eso es todo lo que tenemos para dar a la ofensiva,” expresó.

Lo mismo que con la defensiva, Wilks confía en que Cardenales podrán solucionar los problemas antes de la Semana Dos.

“Comienza conmigo,” indicó Wilks. “Vamos a tener un buen plan de cara al futuro.”

PUNTOS EXTRA

Wilks dijo que el tackle derecho Andre Smith (codo) fue sometido a una resonancia magnética en el codo el lunes. Smith salió en el último periodo y fue reemplazado por John Wetzel. Wilks dijo que Cardenales no sufrieron otras lesiones. ...

Wilks se refirió a los receptores que Cardenales tuvieron a prueba la semana pasada – Braxton Miller y Corey Coleman – y dijo que era solo parte del trabajo en curso para reforzar la lista de respaldos. Esta semana, Wilks añadió, que Cardenales probarán a algunas alas cerradas y linebackers.

Related Content

Advertising