Cardenales en Espanol

Print
RSS

Texans conclusiones

Posted Nov 20, 2017

El enfoque del partido del domingo fue el mariscal de campo. Eso tiene sentido. Cardenales jugaban con su tercer mariscal de la temporada y esa es la posición más importante en un equipo. En su mayor parte, Blaine Gabbert se desempeñó bastante bien. Hubo dos intercepciones al final, y esas no deben suceder, aunque para esas estancias Cardenales estaban persiguiendo 10 puntos.

Fueron los problemas que han existido durante toda la temporada los que sentenciaron a Cardenales en Houston. Un juego terrestre que ha hecho eco de las batallas del juego por tierra previo a la llegada de Adrian Peterson. Una defensiva que realiza algunas jugadas pero que no consigue aferrarse cuando el equipo lo requiere desesperadamente. Una ofensiva que requiere encontrar más consistencia en general.

Drew Stanton se encontraba lo suficientemente saludable el domingo como para ser respaldo. ¿Puede significar eso que está lo suficientemente saludable como para ser titular la próxima semana, y Bruce Arians lo colocará allí de nuevo? (Actualización: Bruce Arians anunció en su conferencia del lunes que Gabbert será el titular el domingo contra Jacksonville.) Gabbert lució muy cómodo, y claramente tiene algo de química con el ala cerrada novato Ricky Seals-Jones. Eso tiene sentido, porque Seals-Jones y Gabbert han estado trabajando juntos en el tercer equipo desde la temporada baja. Es justo señalar que la secundaria de Texas ha tenido algunas dificultades defendiendo por aire como se ha visto, y el partido de la próxima semana contra Jaguars contará con una de las mejores secundarias que Cardenales enfrentarán.

— Hablando de la secundaria, Cardenales seguramente parecen tener una potencial estrella en el novato Budda Baker. Estuvo en todas partes el domingo. Fue excelente a la defensiva y sigue jugando muy bien en equipos especiales – Reiteramos, ese desempeño merece consideración (seriamente) para el puesto de equipos especiales Pro Bowl por parte de la NFC.

— Bruce Arians abrió su conferencia de prensa asumiendo responsabilidad por el cuarto intento fallido. Cardenales fueron atiborrados por el interior todo el día. No hubo mucho espacio para conseguir algo, Texans dejaron en claro que quería que Gabbert intentara vencerlos. Cada acarreo fue un serio reto para Adrian Peterson, y el intento en cuarta oportunidad fue el único bajo todos los reflectores.

– Peterson terminó con 13 yardas en 12 acarreos luego de que sus dos primeros intentos fueron buenos para ganancia de seis y siete yardas respectivamente.

— Muchos piensan que la ausencia de D.J. Humphries hace una gran diferencia cuando se trata del juego terrestre.

— La batalla entre Patrick Peterson y DeAndre Hopkins fue exactamente lo que se esperaba. Peterson permitió jugadas para gran ganancia de manera consecutiva, en la trayectoria que terminó con el touchdown de Hopkins. Sin embargo, defendió un gran número de otros intentos, y estuvo muy cerca de conseguir una segunda intercepción al final del partido con una técnica perfecta. Es curioso que su

primera intercepción no vino producto de en un pase lanzado en dirección de Hopkins o Peterson. Fue un pase desviado, y Peterson estando en el lugar correcto, en el momento correcto.

— Hablando de oportunidades en robos de balón, Cardenales estuvieron cerca. Hubo un par de balones sueltos en el terreno de juego por parte de Texans que Cardenales simplemente no pudieron abalanzarse sobre ellos, además de la intercepción de Peterson. Tyrann Mathieu también dejó caer un pase profundo que podría haber sido intercepción, aunque la jugada fue anulada por una penalidad contra Arizona. Cardenales ocupaban todos los robos de balón posibles. Al menos convirtieron sus dos posesiones de campo corto en touchdown.

— Arians dijo que iría con diferentes receptores esta semana. Muchos coinciden en que Chad Williams tendrá oportunidad de ser activado, aunque aparte de eso, no hay mucho de donde el equipo pueda echar mano. Tal vez ¿más Brittan Golden? No se espera que asciendan a Carlton Agudosi de la escuadra de entrenamiento, aunque quién sabe.

— Con todo lo mucho que Tom Savage ha batallado esta temporada, duele cederle un índice de pasador de 97.1, y 31 puntos a la ofensiva de Houston sin la ayuda de robos de balón.

— Le preguntaron a Fitzgerald si jugará en 2018. De una forma u otra, evadió responder, ni siquiera comentó si todavía está pensando en eso. Así que dejó a todo mundo en suspenso, y se aseguró de que las preguntas seguirán presentándose probablemente con mayor frecuencia el resto de la temporada.