Arizona Cardinals Home: The official source of the latest Cardinals headlines, news, videos, photos, tickets, rosters and game day information

Motivación Al Siguiente Nivel

Entrenadores universitarios descubren que trabajar con profesionales no muy diferente

MotivacionProximoNivel.jpg


El entrenador de la secundaria Nick Rapone (al centro con chamarra gris) conduce a los defensores profundos en los ejercicios de equipo durante una reciente actividad organizada.


Kevin Garver sabía un par de cosas sobre algo así como 33 jugadores de la NFL antes de unirse al cuerpo técnico de los Cardenales en Febrero.

Como asistente ofensivo en la Universidad de Alabama, vio a más de tres docenas de miembros del equipo "Crimson Tide" escuchar sus nombres durante el draft. Eso es suficiente para llenar una tabla de posiciones tres veces.

A pesar de que sabía cómo motivar a los futuros profesionales, no sabía qué esperar una vez que llegó a la NFL donde esos mismos jugadores están ganando un sueldo.

"Creo que uno de los mayores malentendidos que tuve al llegar a la NFL fue pensar que estos jugadores que habían estado en la NFL por algún tiempo simplemente ya sabían todo." dijo Garver. "Pero de hecho fue todo lo contrario. Estos jugadores, al menos de la manera como son aquí, están dispuestos a aprender. Quieren invertir bien su tiempo."

Garver no es el único que tuvo que adaptarse para motivar profesionales. El entrenador de los defensores profundos Nick Rapone y el entrenador de alas cerradas Rick Christophel también realizaron el salto de la universidad a la NFL este año, así que figuraron que el hecho de que lo que funciona con los jugadores universitarios posiblemente no funcione con los profesionales es un proceso. Pero los tres entrenadores llegaron al mismo consenso: Motivar a un jugador de la NFL fue más fácil de lo que pensaban.

Durante años han tenido que motivar a los jugadores para asistir a clases, estudiar, hacer todo lo que un jugador de futbol americano universitario tiene que hacer. Su tiempo fue monopolizado por las responsabilidades que vienen con el tratar con estudiantes universitarios, algunos de ellos a sólo unos meses de distancia de su fiesta de graduación.

Ya no más.

A pesar de que sólo han estado en su puesto por menos de cuatro meses, no le tomó mucho tiempo a ninguno de los tres descubrir la mayor diferencia entre trabajar con los estudiantes universitarios y los profesionales.

"Este es su trabajo. Son profesionales," dijo Christophel, quien fue entrenador en jefe de la Universidad de Austin Peay antes de unirse a los Cardenales. "Ellos entienden lo que tienen que hacer.

"Ellos saben que su trabajo depende de lo bien que se desempeñen en el campo, así que la motivación viene de asegurarse que saben que tienen que aprender el sistema o de lo contrario no conseguirán participar en las repeticiones. Y entienden eso."

Una vez que consiguió ganarse la confianza de los jugadores, Rapone dijo que motivarlos fue fácil. Independientemente de que tan elevados sean sus salarios, desde Larry Fitzgerald hasta el último novato firmado, Rapone vio que todo mundo quería a mejorar.

"Creo que lo primero que aprendí es que si se les dejas saber que tu estás tratando de ayudarles a elevar su juego, ellos están muy atentos a lo que uno dice, porque cada uno de estos jugadores quiere elevar su juego," dijo Rapone, ex coordinador defensivo de la Universidad de Delaware.

Uno de los nuevos entrenadores ha estado en los dos lados antes de unirse a los Cardenales. Stump Mitchell entrenó en la Estatal de Morgan (1996-98) y en la Universidad del Sur (2010-12) y eso fue entre periodos como asistente de la NFL.

Como entrenador universitario, Mitchell trabajó en mejorar lo suficiente a sus jugadores para que fueran examinados por equipos de la NFL. En la NFL, se trata de motivar a los jugadores para que sean los mejores en la liga.

Pero se trata de orgullo, dijo el entrenador de corredores de los Cardenales.

"Si los jugadores no tienen orgullo por lo que hacen, es difícil conseguir motivarlos," dijo Mitchell. "Si tienes orgullo es una tarea fácil porque quieres mejorar. Tienes que desearlo. No queremos que nadie se sienta satisfecho."

No obstante, sigue siendo el mismo futbol, ​​algunas de las tácticas no funcionan en la NFL, dijo Garver.

"Si usted es uno de esos tipos que simplemente grita y da órdenes a los jugadores, quizá no sea tan bueno en la NFL como tal vez lo fue en la universidad porque la mayoría de estos jugadores están ganando más dinero que usted," dijo.

La motivación máxima, sin embargo, es el dinero.

La mayoría de los profesionales han experimentado sus vidas al igual que sus entrenadores. Tienen familia. Tienen cuentas. Se mantienen a sí mismos. Eso es suficiente para que los millonarios se motiven a ellos mismos.

"Creo que (motivar profesionales) es probablemente un poco más fácil en la NFL, porque este es un negocio," dijo Garver. "Esto es lo que estos individuos hacen para ganarse la vida. Esta es la forma en que generan su dinero. Esta es la forma como mantienen a su familia.

"Por lo tanto, depende de ellos su desempeño. Depende de nosotros hacerlos que sean lo mejor que pueden ser, pero ellos deben conseguir la parte de la motivación por cualquier razón – proveer a su familia, conseguir un gran contrato o lo que sea."

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising